sábado, 15 de diciembre de 2012

¿Por qué EE.UU construye una instalación secreta de 100 millones cerca de Tel Aviv?


De acuerdo a lo comentado por Walter Pincus del Washington Post se realizó una licitación para un proyecto construcción previsto para Israel llamado Sitio 911.

El proyecto,  de nombre bastante peculiar,  tendrá un costo de  US$ 100 millones y  tomará más de dos años en completarse. Sólo podrá ser construido por trabajadores de países específicos con habilitaciones de seguridad determinada.
Cuando se haya completado el bien resguardado complejo tendrá cinco niveles subterráneos y seis dependencias adicionales sobre  tierra, dentro del perímetro.
En los cerca de 127.000 pies cuadrados, los tres primeros pisos subterráneos albergarán aulas, un auditorio, y un laboratorio – todo encajado detrás de puertas a prueba de explosiones y radiación.
Sólo una puerta permitirá la entrada y salida de los trabajadores durante el proyecto y será custodiada solamente por israelíes.
Los dos pisos inferiores son más pequeños, de acuerdo con los esquemas disponibles en el sitio web de Adquisiciones del Ejército, y posiblemente sea utilizado para equipos y almacenamiento.
Tan impresionante como ya son los diseños estadounidenses, la empresa de arquitectos Ada Karmi-Melamede decorará  todo el lugar con rocas.
Pincus también menciona detalladamente  las mezuzot que adornarán todas las puertas de las instalaciones en base a lo que describe la licitación de la pagina web del Ejercito Norteamericano:
“Las mezuzot  deberán escribirse con tinta indeleble, sobre . . . pergamino sin revestimiento de cuero y estar escrita a mano por un escriba” con una autorización por escrito de acuerdo con la ley judía. “La escritura puede ser Ashkenazi o Sefardí “, pero ” no mezcladas” y “debe ser uniforme”.
Además, “las mezuzot deben ser capaces de ser leídas por un aparato de computador de un establecimiento autorizado para la inspección de mezuzah , así como ser leídas manualmente por la forma de las letras por un revisor autorizado del Gran Rabinato.
La mezuzot  debe ser suministradas con una carcasa de aluminio con agujeros para que pueda ser conectado al marco de puerta. Por último, “Todas las mezuzot para la instalación serán colocadas por el rabino de la Base o su representante y no por el personal del contratista.”
Junto con esta licitación hay otra llamada 911 Fase 2.
También en el rango de los US$100 millones,  Pincus cuenta que encuentra la instalación “compleja y con desafíos en el desarrollo del proyecto” que requiere servicios que incluyen “electricidad, comunicaciones, ventilación, calefacción, aire acondicionado y plomería” …
Walter Pincus es  ganador del Premio Pulitzer, Yale grad, nacido en 1932, quien ha trabajado en Inteligencia y medios de comunicación en Washington DC desde 1955 cierra su comentario con estas palabras:   “El propósito de Sitio 911 [no] es  claro”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario