lunes, 5 de noviembre de 2012

Astronomía básica - AGUJEROS DEL ESPACIO



Un agujero negro ó hoyo negro es una región finita del espacio-tiempo provocada por una gran concentración de masa en su interior, con enorme aumento de la densidad, lo que genera un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material, ni siquiera los fotones de luz, puede escapar de dicha región. 
Los agujeros negros no tienen características externas visibles (sólo son negros), que permitan determinar su estructura interior o su contenido, siendo imposible hasta ahora por los humanos, establecer en qué estado se encuentra la materia desde que rebasa el horizonte de sucesos hasta que colapsa en el centro del agujero negro.
 La curvatura del espacio-tiempo o «gravedad de un agujero negro» provoca una singularidad envuelta por una superficie cerrada, llamada horizonte de sucesos. Esto es debido a la gran cantidad de energía del objeto celeste. El horizonte de sucesos separa la región del agujero negro del resto del Universo. 

El agujero BLANCO se trata de una región finita del espacio-tiempo, visible como objeto celeste con una densidad tal que deforma el espacio pero que, a diferencia del agujero negro, deja escapar materia y energía en lugar de absorberla. Se define un agujero blanco como el reverso temporal de un agujero negro: el agujero negro absorbe a su interior a la materia en cambio el agujero blanco la expulsa. Hasta ahora es sólo una solución matemática hipotética, una teoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario