lunes, 29 de octubre de 2012

Corinna zu Sayn-Wittgenstein: nuevas fotos hacen la pascua al Rey

Los diarios 'Bild y 'Die Welt' muestras nuevas imágenes de la relación de Don Juan Carlos con su amiga alemana

 Cuando pagues más por menos, no tengas que dar a tus hijos, no recibas asistencia sanitaria o educación, no tengas ninguna expectativa de futuro, recuerda a quién van a parar tus ahorros, el fruto de tu sudor y todo nuestro futuro común.
En la imagen, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una de las "mujeres de compañía"
más caras de Europa a la que le hemos pagado viajes y todo tipo de lujos, todo para que el Rey del despropósito pueda copular a gusto en cada viaje de "trabajo".

Únete a la lucha y Organízate en grupos reducidos y autónomos de acción directa. Defiende tu dignidad como ser humano libre.

 

LVL / Fotos: Bild
viernes, 20 de abril de 2012, 15:30

Berlín.- El debate y sus consecuencias por el viaje del rey Juan Carlos a Botsuana, donde se accidentó en un bungalow al caerse por una escalera, mientras disfrutaba allí de jornadas de cacería, justo después de la Pascua, así como su amistad con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, de soltera Corinna Larsen (47 años) ha estallado hoy en los peródicos de Axel Springer. Tanto el sensacionalista 'Bild’ como el conservador ‘Die Welt’, se ocupan de Corinna zu Sayn-Wittgenstein en varias páginas, incluida la portada del primero.
‘Die Welt’ se refiere a las disculpas emitidas por el Rey como “el discurso más corto” de su reinado, que comenzó en 1975. “No hubo referencias a elefantes, ni a safaris, pero la ciudadanía entendió el mensaje: incluso los jefes de Estado cometen errores”.
Este periódico, que se edita en Hamburgo, pero que tiene distribución en los medios consevadores de toda Alemania, se plantea una cuestión: si el rey Don Juan Carlos atraviesa algún tipo de “crisis existencial al final de su vida”. “Cada vez aparece más desaliñado, sin afeitar, y con actitudes de lo más retraído”, señalan.
Para 'Die Welt', el safari en Botsuana es el primer escándalo que afecta directamente a la persona del rey, ya que hasta el momento los ataques se habían concentrado sobre sus yernos, “uno por consumo de cocaína y otro por fraude fiscal”. “De siempre se ha conocido su debilidad por las bellas mujeres, pero los medios de comunicación españoles siempre han sido muy discretos y comprensivos al respecto”, añaden.
Para el periódico, la prensa rosa sigue aludiendo a Corinna como la ‘amiga especial’ del rey. 'Die Welt' da por sentado que la princesa alemana vive en El Pardo y que se dedica a organizar safaris entre la alta sociedad, motivo por el cual acompañó al rey en su viaje a Botsuana.
“Sin embargo la lista de conquistas es larga, y la reina Doña Sofía ya ha aprendido a lidiar con las travesuras de su esposo, desde que en 1976 le sorprendiera en compañía de la actriz Sara Montiel”. El diario alude a María Gabriela de Saboya, Olginha Nicolis o incluso Lady Di, como nombres que han sido relacionados en algún momento con el rey Juan Carlos I.

Corinna suele acompañar al rey en viajes oficiales, donde es considerada su 'compañera', según el diario 'Bild', normalmente bien informado. Destaca la figura de Corinna como acompañante habitual del rey en sus viajes oficiales y apunta incluso a que Don Juan Carlos se refiere a ella como su “acompañante”.
Elaboran un perfil de esta 'princesa', que conoció al rey en una cena de gala en el castillo de Schöckingen, durante un viaje a Baden-Württemberf en febrero de 2006.
Corinna zu Sayn-Wittgenstein, hija del director europeo de una aerolínea brasileña, se crio en Fráncfort, en el seno de una familia media. “Desde el principio, su padre intentó rodearse de personas influyentes y frecuentó Marbella, donde Corinna se aficionó a la buena vida y a la compañía de personajes ricos y famosos", explican en 'Bild'.
Su padre siempre se quejó del “estilo de vida peculiar” que llevaba su hija. A los 27 años y sin haber estudiado, se casó con un acaudalado inglés, Philip Atkins, con quien tuvo una hija. Años después se divorciaba, no sin antes haber iniciado una relación con un multimillonario alemán perteneciente a la dinastía Mercedes.

En el verano de 2000 se comprometió con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg, once años más joven que ella. Pese a la oposición del entorno del príncipe, ella siempre esgrimió que “le quería a él y no a su título”. Tras seis meses, el matrimonio se disolvió. “Cuando nació su hijo en 2002, la pareja ya llevaba un tiempo viviendo separados”, afirman.
Para 'Bild, hasta enero de 2012 Corinna podía estar tranquila, ya que los medios españoles no indagaron en su relación con el rey. Sin embargo, tras su mención en el libro de Pilar Eyre “La soledad de la reina” y los recientes escándalos de la familia real, “la veda se ha abierto”. De hecho, continua 'Bild',cuando saltó a la opinión pública la palabra “abdicación”, se intentó borrar toda huella de la princesa, cerrando su apartamento en El Pardo a cal y canto. Ahora se dice que Corinna está en Mónaco. Ahora se menciona también que existen más fotos comprometedoras.
En las imágenes, las nuevas fotografías publicadas por 'Bild y 'Die Welt', en las que aparecen el Rey y Corinna en distintos momentos en visitas a Alemania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario