lunes, 13 de agosto de 2012

No existe ni «gen gay», ni «gen de Dios», según Collins, director del proyecto Genoma


No existe ni «gen gay», ni «gen de Dios», según Collins, director del proyecto Genoma

Científico cristiano Francis Collins

Brillantes conclusiones de este medico y genetista cristiano: No existe justificación genética para la homosexualidad, ya que esta es pecado,como dice la Biblia.Y nadie cree en Dios necesariamente porque sus padres lo han hecho. Hay testimonios, tristes y lamentables por cierto, de hijos de ministros cristianos que han apostatado de su fe y se han hecho ateos!!!

La fe en el Dios de la biblia, la posibilidad de creer en El y adorarle es un don dado por Dios.

Francis S. Collins es Premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica en 2001, por su trabajo en la Secuenciación del Genoma Humano, que hizo pública recientemente la secuencia del genoma humano libremente y sin restricciones para beneficio de toda la humanidad (el mayor descubrimiento científico de nuestra época, según Kevin Davies).

Collins es también miembro de entidades de prestigio innegable como el Institute of Medicine (Instituto de Medicina) y laNational Academy of Sciences (Academia Nacional de Ciencias) en EEUU. Según Collins, hay un componente “innegable” de herencia en muchos rasgos del comportamiento humano.

Pero la herencia no es 100% segura en determinar estos rasgos. A partir de numerosas investigaciones con gemelos idénticos, se observa que incluso rasgos heredados no se desarrollan inevitablemente. Y no siempre se heredan.

Collins incluso ofrece datos de hasta qué punto influyen los factores genéticos o hereditarios en una serie de rasgos de personalidad: -buena habilidad cognitiva: 50% -extroversión: 54% -tendencia a neurosis: 48% -personalidad abierta, expansiva: 57% -tendencia a agresividad: 38% -tendencia al tradicionalismo: 54%

GENÉTICA Y HOMOSEXUALIDAD

La posibilidad de que el gemelo idéntico de un hombre homosexual también sea gay es de sólo un 20% (la posibilidad de que un hombre al azar sea gay es entre un 2 y 4%), es decir, casi la mitad que la tendencia hereditaria de que las personas sean agresivas por su genética.

Esto indica que la orientación sexual tiene cierta influencia genética, pero no viene determinada en el ADN. Es decir, los genes están implicados mediante predisposición y no mediante predeterminación.

GENÉTICA Y DIOS

¿Y la tendencia a creer en Dios? Dean Hamer, un activista contrario a la existencia de Dios, ha anunciado que creer en la existencia de Dios es resultado de una base genética (este autor piensa lo mismo de la práctica homosexual).

Pero para Collins la idea de Hamer no se sostiene. Afirma que el libro de Hamer que escribió con el título de “El gen de Dios”, debería llamarse “Un gen que aparece en menos del 1% de las variaciones que se encuentran en los cuestionarios psicológicos, que puede significar desde pertenecer al partido Verde hasta creer en la Percepción Extrasensorial”.

Collins relata que se definía ateo hasta que, en los primeros años de ejercicio de la medicina, comprobó la fuerza que daba la fe a varios de sus pacientes más críticos.

Impresionado por esos ejemplos, pidió consejo a un pastor evangélico (un ministro metodista), que le recomendó la lectura de “Mero cristianismo”, del también evangélico (anglicano) C. S. Lewis; un libro -afirma- que transformó su vida (al margen de sus genes, claro está).

El conocimiento científico complementa la fe en Dios

El hecho de que el cerebro tenga la capacidad funcional de producir la experiencia espiritual no niega el significado de dicha experiencia espiritual, declara el genetista y director del Proyecto Genoma Humano, Francis Collins, en la siguiente entrevista concedida al Pew Forum on Religion & Public Life.

Collins, además cristiano evangélico, considera como científico evolucionista que el es, que, a pesar de que la teoría de la evolución tiene ya 150 años, una educación insuficiente y el miedo a que el concepto religioso de la creación desaparezca, hacen que la mayoría de la población estadounidense no lo acepte. La solución pasa por frenar la batalla actual entre científicos y religiosos radicales y abrir paso a las mentes abiertas. De esta forma, los conceptos de la ciencia se extenderían y dejarían de parecer una amenaza.

Yo considero personalmente,sin duda, que la teoría de la evolución es una amenaza a la fe cristiana, no solo porque su interpretación estricta hace innecesaria la noción del Creador (las especies evolucionaron desde especies inferiores indefinidamente sin necesidad de Dios creador),sino que destruye toda confianza en los relatos del libro de Génesis.Si el Génesis no es digno de confianza, todas las referencias a lo largo de la biblia respecto al libro de Génesis y sus implicancias, pierden credibilidad y sustento lógico. Se produce una especie de efecto dominó sobre el resto de la biblia,produciendo un derrumbe del resto de las doctrinas relacionadas con el Genesis.

Vemos como para algunas personas, existe un conflicto inherente en la relación entre ciencia y fe religiosa. De hecho, algunos científicos, entre ellos el célebre biólogo evolucionista Richard Dawkins, señalan que el conocimiento del mundo natural conduce, de manera lógica, al ateísmo, cita F. Collins.

Para Collins, genetista director del Proyecto Genoma Humano y cristiano evangélico, el conocimiento científico complementa la fe en Dios, en lugar de contradecirla. En el bestseller publicado por Collins en el 2006 (The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief), el científico argumentó que los avances en la ciencia suponían “una oportunidad para el culto”, en lugar de un catalizador de la duda. Cuando las observaciones de la ciencia son bien interpretadas ayudan a explicar el texto bíblico y a clarificarlo un poco mas.

El escribió en su libro “The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief”, que Dios puede ser reverenciado tanto en una catedral como en un laboratorio. Si se ve a Dios como creador del universo –en toda su asombrosa complejidad, diversidad e impresionante belleza-, entonces, la ciencia, que por supuesto es un medio de exploración de la naturaleza, se convierte en un medio para conocer las habilidades creativas de Dios. Por eso, para él, como científico y creyente, las investigaciones científicas pueden ser consideradas como oportunidades de reverencia.

Claro que si,y demos gracias a Dios por los avances científicos y sus descubrimientos y quiera Dios seguir permitiendo el trabajo de estos hombres, muchas veces convertidos en verdaderos sacerdotes al servicio del conocimiento y del bienestar humano en su vocación de servicio a la humanidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario