domingo, 15 de julio de 2012

MARBELLA Y SU CASTA POLITICA


Quieras que no, tácitamente, tuvimos que tragarnos el sapo de esa especie de intervención del estado sobre las corporaciones locales corrompidas, denominada Operación Malaya. Disolvieron la antigua "corporación municipal" para sustituirla por una Gestora, y a pesar de que supuestamente, el Ayuntamiento tenia enormes deudas generadas por las malas gestiones anteriores, lo primero que acordaron fue ponerse unos sueldos que rondaban los 11.000 €. Recuerdo que los Populistas tenían mucha prisa por entrar, y venían empujando, "quita tu , que yo me pongo", incluso llegaron a pedir elecciones anticipadas.
Fuimos ofendido y humillado, nos echamos entonces a la calle masivamente pidiendo que se cortaran cabezas y se diera un escarmiento, a aquellos que había utilizado el Ayuntamiento de Marbella para hacer negocios privados y enriquecerse. Aparecieron como por arte de magia todos los protagonistas de la política regional y nacional, que habían estado ausentes durante tanto años. para hacerse la foto delante de esa masa humana que recorrió a modo de penitencia las callejuelas más estrechas de la ciudad.
Que pena, la gente fue conducida entonces por las calles más estrechas de Marbella, para que no se pudiera tomarse la instantánea de ese momento histórico, en que al margen de cualquier ideología o tendencia política, nos echamos a la calle en masa reclamando justicia.
La manifestado se tendría que haber desarrollado por las Avenidas mas importantes, Ricardo Soriano, Severo Ochoa y Ramos y Cajal , pero no fue así, se disimulo pasando por las calles mas estrechas.
Se mostró nuestra más enérgica repulsa, pero no por las mas amplias avenidas de la ciudad, como tendría que ser, ¿o es que la gente merece menos?, se nos negó ese derecho. ¿Veis? ¿no se consiguió absolutamente nada?, nada. Hoy día el Pueblo carece de importancia para los dirigentes políticos, somos actualmente un instrumento, una mediana, una pieza de un engranaje que es el Estado. No tienes que participar en nada, como ciudadanos normales no tienen que pensar, ya que los grandes pensadores del estado están pensado por nosotros. Tenemos Voto pero no voz, incluso creo que no tenemos ni voto, (de esto ya me ocupare en otra ocasión) , a lo que vamos, nunca participamos en las decisiones del Estado.
Miren si no en que se ha convertido la política local, donde ya no existe ideología y todo se mueve por impulsos materialistas. Si el Pueblo tuviera una vista más larga y unas orejas más cortas, todo cambiaría , cuando tomemos conciencia de nuestro poder, entonces y solo entonces, comenzaran a producirse los cambios que nuestra ciudad, y nuestro país necesitan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario