lunes, 4 de junio de 2012

EL REY DE LA CORRUPCIÓN IMPLICADO EN LA CORROMPIDA TRAMA DEL INSTITUTO NÓOS.


El propietario del imperio del lujo, Luis Vuitton, aportó fondos al Instituto Nóos a petición del Rey Juan Carlos. El monarca no sólo estuvo siempre al corriente de los oscuros negocios de su yerno, sino que también participó en ellos.
El Rey telefoneó personalmente al magnate francés para que echara una mano a Urdangarin. Arnault accedió y la firma Louis Vuitton se convirtió en la principal patrocinadora del Valencia Summit, un congreso de apenas tres días de duración.
El Duque-Ladrón y su socio obtuvieron más de 2,4 millones de euros en este evento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario