lunes, 28 de mayo de 2012

Post Sarkozy: ¿Rebelión contra el Euro y alianza con los BRICS?


Las categorías de izquierda / derecha son insuficientes para comprender la crisis terminal de la globalización financiera voraz en momentos en que las fuerzas más radicales, ubicadas en los extremos del espectro político, se encuentran en un esfuerzo similar para defender a sus naciones bajo amenaza de muerte.

Por lo tanto, el radicalismo de ambos, derecha e izquierda, comaprten en el nombre del nacionalismo una aversión hacia el euro, rechazando una austeridad estilo-Merkel ( fiscalismo castrador del que se beneficia la bancocracia parasitaria) y de las medidas pasadas de moda del FMI, cuyas disfuncionalidades sólo están creciendo .

Zaman Today, del 5/8/12, llega a la conclusión de que la victoria de François Hollande, podría hacer retroceder la política de austeridad a la que Europa se ha sucumbido durante años. Los votantes encontraron que la píldora administrada por la fuerza “Sarkozy el Americano” terminaba siendo demasiado amarga como para continuar tragarándola.

En Wayne Madsen Report del 07.05.12, Madsen hace hincapié en la dimensión europea de la revuelta de sus ciudadanos, destacando la simultaneidad de varios fenómenos: para los franceses, la austeridad, ahora resuena como un anatema, en Serbia, es el Partido Socialista de Slobodan Milosevic quién decidió que, en total oposición con el FMI, se debe gobernar; en Grecia está el resurgimiento de la extrema izquierda y los neo-fascistas. Es el adiós a las partes en favor de la austeridad.

En Italia, la izquierda anti-Euro se espera que gane las elecciones, mientras que los partidos de derecha parecen estar desapareciendo del panorama político. En Alemania, es la centro-izquierda que forman el gobierno tras la derrota de Merkel en Schleswig-Holstein, al que puede añadirse el del Partido Conservador de David Cameron (el aliado de Merkel y firme defensor de la austeridad de sus vecinos) que se encontró humillada por el resultado de las elecciones municipales.

Por último, de acuerdo con el Global Europe Anticipation Bulletin , Sarkozy, el conquistador efímero de Bengasi, se encuentra en pleno proceso de decaimiento: el GEAB (16/04/12) cita no menos de 11 mega-escándalos relacionados con el fraude financiero actualmente bajo escrutinio judicial , siendo la más espectacular la financiación de su campaña electoral por Gadafi mismo, que está tomando su última venganza desde el más allá.

En el resultado de las elecciones francesas, el GEAB percibe una revuelta de las provincias contra las élites parisinas. De hecho, el PS llevado a París, descansa su éxito en parte en el impulso del corazón de Francia: la Sarkophobia común de Marine Le Pen (extrema derecha), François Bayrou (centro-derecha) y Jean-Luc Melenchon (extrema-izquierda ). El GEAB denuncia el desierto intelectual de las élites castradas y mercenarias. ¿Pero no es esto un lavado de cerebro de manera eficiente lubricada más que otro efecto de haber sido tragados por el orden financiero mundial?

El GEAB pronostica que Merkel, que depende del apoyo del Partido Social Demócrata y los Verdes, se verán obligados a aceptar el pacto de un nuevo crecimiento de Hollande. Se predice que para finales de año, un lanzamiento de bonos en euros y un préstamo público superlativo para la zona del euro en una cantidad de 500 millones de euros en 10 años, a una tasa de interés del 5%, garantizado por el sistema monetario europeo y con dos objetivos : reducir el nivel de la deuda de la eurozona por debajo del 30% de la deuda soberana con el fin de disminuir la influencia de los mercados financieros internacionales controlados por Wall Street y la City, y para estimular el crecimiento dentro de la zona euro de las inversiones estructurales en infraestructuras (transporte público, educación , investigación, salud, etc), todo lo contrario de las recomendaciones políticas neoliberales.

El GEAB acierta al afirmar que la victoria de Hollande retrasará el asalto anglo-sajón en los países vulnerables de la zona euro, los tan difamados PIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España), mientras la situación económica y financiera de Gran Bretaña continúa deteriorándose (la recesión se está profundizando en ambos niveles) y mientras el espejismo de la recuperación en los Estados Unidos se desvanece.

En los dos primeros años del Gobierno de François Hollande, el gaullista (o Mitterandista-gaullista) la tendencia va a prevalecer en el sentido de prioridad estratégica, en la independencia en la política exterior, y un nuevo camino que se abre hacia la asociación con los países BRICS. Pero, ¿la tríada entre israelíes y anglo-americanos dará rienda suelta a la indocilidad?

La prensa anglo-estadounidense, incluyendo The Economist , se hace eco del “laissez-faire” de Obama, además, ahora hay una profunda consternación de Israel que ha perdido a su aliado, Sarkozy (ver Debka File del 05/07/12, que ha denunciado a Hollande en términos obscenos.)

El GEAB trata con sorna la próxima cumbre del G-20 en Los Cabos (que en mi opinión va a ser estrictamente controlada por el financialismo israelí y angloamericano) pero la importancia de los atributos enormes de la cumbre que tiene lugar al año siguiente en Moscú, donde los puntos de convergencia creciente de Europa-BRICS a escala internacional, serán claramente visibles (la reforma del FMI y del Consejo de Seguridad Nacional de la ONU) y, muy especialmente, la reforma del sistema monetario internacional a escala completa (la sustitución del dólar como moneda de reserva), que en serio ampliará la gobernabilidad mundial, una vez que haya entrado en una fase posterior a la crisis.

El GEAB, desde una perspectiva geopolítica, que abarca el nivel local hasta la OTAN y sus alternativas, considera que la elección de Hollande, un gaullista social, es más importante que las elecciones en EE.UU. donde el sistema político sufre de parálisis general.

Desde su punto de vista, estamos presenciando el comienzo de una serie de cambios estratégicos que van a afectar a Europa y acelerar los cambios geopolíticos que ya está en marcha en todo el mundo desde 2008. Incluso si Francia es un país menos poderoso que EE.UU., ocupa una posición estratégica en el mundo, una que le dará un papel preponderante en lo que sigue.

Es preciso recordar que Hollande declaró de manera inequívoca su intención de explorar activamente la posibilidad de asociación con los BRICS, lo que implica una clara ruptura con el “carnal” de integración (como el presidente Menem de Argentina lo llamó antes de la crisis financiera que arruinó a su país) tan ardientemente practicada por Sarkozy en el eje Washington-Tel Aviv.

Ahora, el círculos de eurocentrista añade otra I a los BRICS, de Indonesia, el país con la mayor población musulmana del mundo y que también es una superpotencia energética. La importancia geoestratégica de Indonesia no ha escapado a la atención de Obama, ni la del ex subsecretario de Defensa, Paul Wolfowitz, quien sigue siendo el zar de los neoconservadores straussianos y es parte del sistema de nepotismo bushiano.

GEAB sufre de una cierto franco-centrismo y un cierto optimismo angelical con respecto a los proyectos nefastos de balcanizar el triunvirato israelí-anglo-estadounidense.

Pero por otro lado, mis fuentes europeas me aseguran que el Vaticano ve con buenos ojos una reacercamiento católica con los BRICS, con el fin de poner fin al paganismo hiper-materialista y la especulación financiera perniciosa de los tiburones de préstamo post-modernos en ambos lados del Atlántico Norte.

Para Alfredo Jalife, el asenso de Nicolás Sarkozy al poder en Francia ha debilitado considerablemente a Europa y ha reforzado el eje Tel Aviv-Londres-Washington. Ahora que un nuevo equilibrio geopolítico se está formando en torno a las nuevas rutas de suministro de gas, ¿las naciones europeas podrán aprovechar la oportunidad que surge de estas nuevas alianzas y resistirse a las estrategias implementadas por el campo israelí-anglo-americano?

Alfredo Jalife-Rahme
Voltaire Network
(Traducido por Arielev)




No hay comentarios:

Publicar un comentario