martes, 22 de mayo de 2012

MAS SUPRESIONES DE DERECHOS CIVILES

Los agentes podrán trasladar a comisaría para su identificación a aquellas personas de las que "razonable y fundadamente" crean que están "en disposición de cometer un ilícito penal". Es decir, a quien quieran.


Así consta en una circular publicada por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que prohíbe el establecimiento de cupos de detención de inmigrantes irregulares o las redadas indiscriminadas "basadas únicamente en criterios étnicos".

La orden especifica que las identificaciones de personas que infundan sospechas se realizarán de forma "proporcionada, respetuosa y del modo que menos incidencia genere en la esfera del individuo".

Reitera también la prohibición de "actuaciones innecesarias, arbitrarias, abusivas" o que supongan una extralimitación de las facultades que el ordenamiento jurídico otorga a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Además, resalta la improcedencia de trasladar a dependencias policiales a los ciudadanos extranjeros, cuya estancia irregular en España se constate tras su identificación, "siempre que se haya comprobado su identidad y justifique un domicilio".

No obstante, autoriza el trasladado a comisaría de aquellas personas sin identificar de las que pueda presumirse que se hallan en disposición actual de cometer un delito o de aquellas que "hayan incurrido en una infracción administrativa".

Asimismo, la "prevención" será el objetivo principal de los dispositivos policiales que se dirigirán a "erradicar las redes de inmigración ilegal y trata de personas", así como a la expulsión de aquellos extranjeros en situación irregular sujetos a procedimientos penales.

La nueva instrucción, anunciada por la Dirección General de la Policía, recoge las normas ya transmitidas por el comisario general de Extranjería y Fronteras tras las modificaciones legislativas introducidas en la Ley de Extranjería en 2000 y pretende "eliminar cualquier ambigüedad" o interpretación imprecisa.

El texto reconoce que una anterior circular del año 2010, dictada durante el gobierno socialista, suscitó "cierta confusión" que pudo derivar en "interpretaciones erróneas" de la norma.




No hay comentarios:

Publicar un comentario