viernes, 28 de octubre de 2011

Marcha a Rota, Morón y GIbraltar-Llamamiento de Nación Andaluza a las marchas contra las bases militares extranjeras impuestas en Andalucía


Las tres bases que se nos han impuesto, en Gibraltar, Morón y Rota, ese triángulo de muerte y destrucción colocado por el imperialismo capitalista euro-estadounidense en nuestra nación, cumplen una doble función. Por un lado asegurar el sometimiento y control de nuestra propia nación, una tierra de importancia geoestratégica fundamental para mantener sus criminales intereses opresores y explotadores internacionales, por otro el servir de instalaciones desde las que organizar y ejecutar las agresiones contra todo aquel pueblo que se resista a someterse a sus designios, con respecto a ellos, sus tierras y sus riquezas, a través de la utilización de la OTAN. De ahí el esencial papel desempeñado por estas en los ataques a Afganistán, Iraq, Somalia o Libia.
La propia existencia de dichas bases, además, no sólo nos convierte a los andaluces en rehenes y cómplices pasivos de las políticas imperialistas, sino igualmente, por esa misma causa, en posible objetivo de respuesta por parte de todos aquellos que se consideren amenazados o atacados desde dichas instalaciones. Consecuentemente, estas bases son un peligro latente tanto para otros pueblos como para el nuestro. Esta situación de riesgo perenne se ha acentuado sobremanera con la decisión de la conversión de una de ellas, la de Rota, en lugar de estacionamiento permanente de navíos y tropas norteamericanos, y la instalación de misiles de largo alcance. Estos misiles no nos protegen de nada, ya que su propia existencia constituye el peligro.
Cabe remarcar como particularmente denigrante para la dignidad de nuestro pueblo, especialmente para los/as vecinos/as de Rota y los/as habitantes la Bahía de Cádiz, el intento de manipularles y chantajearles utilizando sus necesidades. Hablándoles de puestos de trabajo y levantamiento de la economía de la zona gracias a la ampliación de la base, el aumento de tropas extranjeras y la colocación de dichos misiles. Fuera aparte de constituir una obvia mentira, resulta inadmisible  e injustificable pretender asentar el porvenir sobre la base de colaborar y contribuir al sufrimiento y el asesinato de seres humanos mediante el mantenimiento y sostenimiento de dichas instalaciones.
Al igual que en otros campos y problemáticas andaluzas, también en ésta la lucha por la recuperación de nuestra soberanía, por la plena posesión y el ejercicio de nuestra libertad como pueblo, se muestra como el único camino capaz de invertir la situación y de transformar nuestra realidad. Como en otras circunstancias políticas, sociales y económicas por la que atraviesa nuestro pueblo, resulta no sólo imprescindible sino prioritario el detentar la capacidad jurídica de ser los dueños de nosotros mismos y nuestra tierra si pretendemos cambios profundos y radicales, revolucionarios. Mientras carezcamos de soberanía nacional y popular serán otros los que decidan por nosotros y en nuestro lugar, en Madrid, Bruselas o Washington. Seguiremos secuestrados por los gestores administrativos de la esclavitud asalariada del capitalismo. Sin soberanía continuaremos siendo un pueblo sin el más mínimo grado de poder sobre sí mismo y lo suyo: su tierra, su trabajo y sus riquezas. Un pueblo sometido a intereses ajenos, y permanentemente al arbitrio de los deseos y ambiciones del imperialismo capitalista internacional, a través de sus capataces: España, la UE y los USA. Sin soberanía no podremos ser una tierra de paz y prosperidad. No podrá depender de nosotros.
Por todas estas razones, los/as andaluces/zas con conciencia nacional y de clase tenemos una nueva cita en la lucha por la libertad de Andalucía con ocasión de dichas marchas. Por ello, desde Nación Andaluza hacemos un llamamiento a militantes y simpatizantes de la izquierda independentista andaluza, así como a todos/as los/as andaluces/zas conscientes, a participar activamente. A mostrar la determinación de un pueblo a no permitir seguir siendo utilizados como cómplices de los crímenes contra la humanidad que se están cometiendo desde dichas bases. A no dejarse comprar por un puñado de monedas. La libertad y los derechos de Andalucía no están en venta. La paz, la seguridad y la dignidad del Pueblo Trabajador Andaluz no tienen precio.
¡Fuera bases militares extranjeras y OTAN de Andalucía!

¡Con soberanía las bases y la OTAN ya no estarían!

¡Por una Andalucía de paz, antiimperialista y desmilitarizada!

¡Por una Andalucía libre  y socialista!


el blog de forner.
fuente : Kaos en la red


No hay comentarios:

Publicar un comentario