miércoles, 24 de febrero de 2010

El 11-M y su contribución a la reelección de Bush en 2004.


Desde taximarbella nos unimos a la campaña de información y de movilizaciones propuestas desde antimperialista, y comenzamos publicando íntegramente este primer articulo sobre Bush y el 11-M
Origen: http://antimperialista.blogia.com/
Desde hoy, hasta el día 11 de marzo, dedicaremos íntegramente las páginas del blog ANTIMPERIALISTA, a analizar el atentado que el 11 de marzo de 2004, en Madrid, costó la vida a 191 personas y heridas de gravedad a otras 1000, así como las múltiples pruebas e indicios que apuntan al Imperio y a sus servicios secretos como autores del mismo, unos autores que contaron con la complicidad y la colaboración de las autoridades policiales españolas. Del mismo modo, desde hoy también, iniciamos una nueva campaña, a nivel de calle, con el fin de desmontar la mentira oficial sobre el 11-M y el terrorismo en general, una camapaña a la que os invitamos a sumaros a todos y a todas, en vuestras respectivas ciudades.
--------------------------------------------------
Uno de los hechos al que menos atención han prestado los medios de comunicación de masas españoles, a la hora de analizar el atentado del 11-M, en Madrid, es el modo en que este trágico acontecimiento contribuyó, de forma decisiva, a la reelección de George Bush, como presidente de los Estados Unidos, en el año 2004. Un George Bush cuya popularidad estaba por los suelos, a un año de haber iniciado la criminal guerra de saqueo de Irak (20 de marzo de 2003).

Justo antes del atentado de Madrid, George Bush se encontraba, en las encuestas, 10 puntos por debajo de su rival, el demócrata John Kerry, pero tras el 11-M y gracias a la impecable gestión propagandística del mismo, realizada por la Casa Blanca, Bush se colocó 7 puntos por delante, algo que le acabaría sirviendo para revalidar su mandato presidencial por otros cuatro años más (hasta 2008), en los que continuaría desarrollando su criminal agenda bélica y de rapiña, al servicio de las multinacionales petroleras y armamentísticas.

Por otro lado, la decisión del PSOE de retirar las tropas españolas de Irak, tras su victoria en las elecciones del 14-M (3 días después del atentado), en nada perjudicaba los intereses del Imperio, pues esta maniobra, de cara a la galería, se vio compensada de sobra con el redoblamiento de los efectivos militares en Afganistán y la posterior participación en la guerra contra El Líbano, del verano de 2006. De todas formas, el gobierno Zapatero no dejó de participar en la guerra de Irak, haciéndolo de una manera encubierta de diferentes formas, como la formación de la policía del gobierno títere iraquí o permitiendo el aterrizaje en territorio español de los famosos vuelos de la CIA.

Además, el atentado del 11-M sirvió de excusa a otros gobiernos europeos para aumentar en número de efectivos, en las guerras yanqui-sionistas de Irak y Afganistán, o incluso (en algunos casos), para incorporarse a ellas.



Escribe el resto de la entrada aquí (Ya completo...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario